Juguetes sexuales

Photo by Dainis Graveris
Quizá no has tenido, no sabes que ya tienes o estás pensando en tus favoritos.

Por Mallinali Mejía

9 de octubre de 2020

Hay que aclarar que los juguetes sexuales son objetos que se utilizan para provocar sensaciones eróticas en los genitales y demás partes del cuerpo. No necesariamente se compran, pueden encontrarse o fabricarse, siempre que no se comprometa tu integridad física.

Los juguetes sexuales existen hace mucho tiempo, miles de años, pero recientemente se han popularizado por varias razones, entre ellas la mercadotecnia, la apertura para hablar de sexo y los avances en la tecnología. 

Dentro de los juguetes caseros puedes enlistar todo aquello que se te ha ocurrido usar para masturbarte o para echar pasión con tu pareja: almohadas y regaderas para estimular la vulva, bufandas y corbatas para tapar los ojos, cinturones y agujetas para amarrar, frutas y verduras para la penetración… ¡Todo aquello que estás pensando en este momento! Este tipo de juguetes los debes utilizar con mucho cuidado, porque no han sido fabricados para este fin, así que podrías lastimarte o dañar a tu pareja.  

Las recomendaciones son:

Si duele, suspende su uso inmediatamente, a menos que lo estés disfrutando. Si es en pareja, establece límites y una palabra de seguridad desde antes.

Si vas a meter algo a tu vagina, ponle un condón y usa lubricante.

Si vas a meter algo a tu ano, debe tener un tope, de lo contrario se puede ir por el recto directo al intestino; procura que sea con condón y lubricante; ve poco a poquito.

Los juguetes diseñados se pueden categorizar:

Dildos

Tienen forma fálica y sirven para la penetración oral, anal (solo si tienen tope) o vaginal. Pueden ser tan realistas, que incluyan testículos o tan distintos, que podrías usarlos como adornos en tu sala y nadie sabría lo que son. Los materiales con los que se fabrican son silicón, metal o vidrio.

Dildo de cristal
Vibrador

Vibradores

Se mueven continuamente, pueden tener forma de pene recto o con una pequeña curvatura, de vara (parecidos a un micrófono), de conejito e incluso de una pequeña balita. Algunos están pensados para la estimulación interna (punto G o próstata), otros para la externa (clítoris) y unos más para ambas.

Se pueden usar en vulva o ano… y cualquier parte del cuerpo en el que quieras sentir rico, recuerda que la piel es el órgano más grande. Hay vibradores con control o vinculados a aplicaciones que puedes manejar desde tu celular.

Juguetes anales

Estimulan el ano y se pueden introducir en él, tienen una base ancha o tope para que no se deslicen hacia adentro. Hay tapones (butt plugs), cuentas o bolas y masajeadores prostáticos.

Butt plug
Manga “Tenga Egg”

Mangas y fundas

Son tubos de silicón que tienen textura interna para que el pene pueda experimentar distintas sensaciones o textura externa para la sensación de la persona receptiva (la que es penetrada).

Funda
Anillo vibrador

Anillos para pene

Se colocan alrededor del pene o el escroto para disminuir la circulación, lo que permite que la erección sea más duradera. Algunos vibran, lo que puede incrementar el placer. Cuidado con usarlo por más de media hora porque pones en riesgo tu salud, no se recomienda para personas con trastornos de coagulación.

Succionadores y bombas de vacío

Estimulan mediante la succión. En el caso del pene, provocan que llegue más sangre, lo que aumenta la erección y la sensibilidad. Los succionadores se pueden utilizar en el clítoris, el glande, los pezones o cualquier parte que tú decidas. ¡Experimenta!

Succionadores de clítoris
Kit BDSM

BDSM

Diversos objetos que se utilizan en los juegos de dominación y sumisión, como mordazas, cuerdas, látigos, esposas, pinzas para pezones y correas.

Otros

Hay muchos artefactos que pueden incrementar el placer, como arneses, disfraces, bolas chinas y demás maravillas que puedes encontrar en cualquier sex shop o en Internet.

Photo by Dainis Graveris

Independientemente de tu género puedes disfrutar de cualquier juguete, lo único que tienes que hacer es quitarte prejuicios, conocer tus límites, animarte a explorar nuevas sensaciones y echarle creatividad. Puedes usarlos de manera individual o en pareja, solo recuerda que todas las prácticas sean consensuadas

Si apenas empezarás a usar juguetes sexuales, elige los sencillos para que sepas si te gustan o no las sensaciones que te provocan, porque cada cuerpo y las formas de experimentar el placer son diferentes. Si los disfrutas entonces puedes buscar unos más intensos del mismo tipo, que por supuesto serán más caros, pero seguramente valdrán la pena.

Recuerda siempre limpiarlos después de haberlos usado, puede ser con jabón neutro o con líquido especial para su higiene. Trata de no compartirlos y si lo haces, que sea con condón. Si usas lubricante que sea a base de agua, al menos para los que están hechos de silicón.

A %d blogueros les gusta esto: